Mami que será lo que tiene el negro (literario)…

11 mayo, 2019

Es curiosa la escritura, sobre todo a la figura del negro literario. En inglés recibe el nombre de ghost writer, pero yo usaré su nombre hispano cuyo origen es bastante curioso. Básicamente, un negro literario es quien trabaja anónimamente para lucimiento y provecho de otro, especialmente en trabajos literarios (aunque se puede dar el caso en cómics, por ejemplo). Y es que la literatura, estando muy mal pagada (os lo digo yo), dando muchísimo trabajo (también doy fe) y además siendo algo que no tiene el alcance real que debería (ya que como dijo Manuel Azaña: En España, la mejor manera de guardar un secreto es escrivir un libro), la literatura parece gozar de una especie de prestigio social intelectual que muchos quieren poseer sin merecerlo.

Un caso curioso...

Y me parece especialmente interesante un caso particular. La biografía de Belén Esteban ha vendido más ejemplares que el premio novel de literatura Vargas Llosa. ¿Es motivo de alarma? Quizás. Por otra parte, todos hemos oído hablar de Belen Esteban, pero… ¿Quien narices conoce a Vargas Llosa? Cuatro intelectuales fanáticos, ¿verdad?

Lo que me parece magistral de obras como la biografía de Belen Esteban es que dudo mucho que ella haya sido quien la ha escrito. Y es comprensible, no está para esas sandeces. Pudiendo tener negros literarios que hagan el trabajo duro, lo demás es puro márketing. Pero lo que me parece realmente maravilloso es el hecho de que los clientes que compran esas obras dificilmente van a leerlas, yo al menos no los visualizo leyendo un libro de esas características. Y ahí es donde está la paradoja que me tiene enamorado: un libro que no ha sido escrito por el supuesto autor que lo publica y que no será leído jamás por el mal llamado lector que lo ha comprado. Brillante.

Un apunte importante

Este artículo es un lujo que me permito. Es un lujo debido a la hegemónica corrección política absurda que impera en nuestros días. No, usar la expresión negro literario no es racista. En absoluto. Como tampoco lo es la novela negra o la expresión oveja negra. Son expresiones con una carga histórica detrás, que tienen un significado y un sentido propio. Racismo es discriminar a una persona por su raza, no usar una expresión que nada tiene que ver con el maltrato de cualquier grupo etnico por asuntos raciales. Cuando en literatura se habla de un negro literario, nadie en su sano juicio piensa en linchar a nadie. Simplemente viene a la mente el escritor no reconocido que trabaja para la firma de otro. Sobre este tema, me gustaría romper una lanza en favor de la RAE, a la que se está machacando mucho en éstos últimos años. Sobre este tema y demás ahondo más en mi artículo sobre la RAE.

¿Y vosotros? ¿Que pensáis sobre los negros literarios? Dejad vuestros comentarios en la sección de… de comentarios, claro.

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *